BIENVENIDOS A EDUCACIÓN EN LA MIRA

Artículos publicados por MES

sábado, 27 de septiembre de 2008

México, ¿Estado fallido?. 1 de 3

La situación de ingobernabilidad que vive nuestro país, aunado a la crisis financiera de los Estados Unidos de Norteamérica, cuestionan fuertemente el actual sistema político hegemónico mundial, la democracia, que cobijado en el discurso de la globalización, delego en el mercado, las responsabilidades del Estado, estamos pues, en un hecho que se puede constituir en un punto de quiebre de la historia.

Apoyados en este marco y en la categoría analítica Estado fallido, construyamos una radiografía del país, poniendo acento en un tema que teníamos pendiente, educación y elecciones.

Se denomina Estado fallido, a la ausencia o insuficiencia del poder estatal para proveer seguridad física, instituciones, políticas legítimas, administración de la economía y bienestar social; vacío que es llenado siempre, por otras fuerzas organizadas. Como lo puntualizan los teóricos del Estado, esta categoría pone el acento en el desarrollo de las funciones estatales, en sus capacidades, cuyas deficiencias no le permiten establecer un monopolio legítimo del uso de la fuerza física y de la protección de sus ciudadanos de la violencia. Coincido con los críticos de esta perspectiva analítica, quienes plantean que, el acento en las funciones del Estado, simplifica su comprensión, ya que olvida el carácter histórico de las configuraciones estatales y que el exceso de Estado, como en las dictaduras, también puede ser considerado como fallido, o bien, que sea un pretexto para que países, como Estados Unidos de Norteamérica intervengan en naciones con importantes recursos estratégicos; independientemente de ello, es una herramienta analítica para comprender las actuales situaciones en el país.

La Revista Foreign Policy plantea doce indicadores para catalogar a Estados fallidos, los cuales en un contexto globalizado, según esta publicación, plantean una amenaza a la seguridad mundial, estos son: Presiones demográficas, Refugiados y desplazados, Agravios colectivos, Fugas humanas, desarrollo desigual, Economía, Deslegitimación del estado, Servicios públicos, Derechos humanos, Aparatos de seguridad, Élites divididas e Intervención externa.
Independientemente de las intenciones del Banco Mundial, de la Revista Foreign Policy, del Departamento Británico para el Desarrollo, de la Agencia Central de Inteligencia y la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de Norteamérica, al proponer esta clasificación, utilizaremos estos doce indicadores para analizar, los próximos tres sábados, la situación de nuestro país, acotados temporalmente, al sexenio del actual gobierno federal.
Empezaremos con el indicador Agravios colectivos, concebido en este artículo como acciones que atentan contra los derechos o intereses de un conjunto de personas, estén organizadas, o no.

Para un gobierno, el mapeo de Agravios colectivos es una actividad básica de inteligencia institucional estratégica, permite analizar actores, escenarios y con ello desactivar conflictos potenciales, igualmente permite, en los procesos de negociación y toma de decisiones, valorar los márgenes de maniobra y la necesidad de establecer alianzas coyunturales.

Por cuestión de espacio, solo haremos un recuento de los Agravios colectivos en el campo de la educación básica, entre los más importantes encontramos: la intención de destruir, cobijados en el discurso de la calidad, conquistas laborales de los maestros; el establecimiento de una alianza electoral formal, entre la cúpula del SNTE y el PAN, desde una lógica corporativa; el ataque frontal del SNTE hacia las normales, con la complaciente sumisión de la SEP; el otorgamiento de bonos anuales a maestros de más de 100 mil pesos, con criterios poco claros, que alimentan las consiguiente suspicacias, por el uso electoral que se les pueda dar; la creación de secciones sindicales alineadas con Gordillo, para acabar con las disidencias; implementación de una Reforma educativa, según académicos del CINVESTAV, improvisada; otorgamiento de la Subsecretaría de Educación Básica al SNTE, por parte del gobierno federal, con lo cual se constituye en la práctica, en autoridad pública y ya no solo en una representación gremial; el uso amenazante y poco claro de la evaluación y la certificación y, la falta de una burocracia efectiva en los espacio de toma de decisión.

El próximo sábado continuaremos con el listado de Agravios colectivos.

6 comentarios:

  1. Mtra. Esperanza Aurora Hakim Vista28 de septiembre de 2008, 7:34

    “En definitiva, no basta con cambiar a las personas para transformar la educación y sus consecuencias, sino que hemos de cambiar las personas y los contextos (las personas en sus contextos) educativos y sociales. Empezaremos, así, a cambiar muchas cosas, entre ellas a valorar y a hacer valorar a la humanidad realmente como es: un conglomerado de diferencias, de culturas, de etnias, de religiones, de conocimientos, de capacidades, de experiencias, de ritmos de aprendizaje... que es precisamente una de las características que nos define como seres humanos.”

    Francisco Imbernón, 1997

    ¡¡SE VE SE SIENTE EL MAESTRO ESTÁ PRESENTE!!
    ¡¡EL MAESTRO LUCHANDO, TAMBIÉN ESTÁ ENSEÑANDO!!

    ¿Dónde están ahora esas voces? que me hacían vibrar cuando creía en el ideario sindical.

    ¿Dónde queda la opinión, experiencia, necesidades, coraje, creencias, sentidos, consciencia, responsabilidad, compromiso, amor, profesionalismo… de las y los profesores indígenas y mestizos; del bosque, la sierra, la selva, el río, el campo, la ciudad… ¿Dónde?

    ¿En qué momento las y los docentes nos volvimos invisibles ante la autoridad jurídicamente pública? Autoridad que carece de la memoria colectiva creada en el entretejido social a través del tiempo, a ellos se le ha olvidado por más de 7 décadas el cumplir uno de los más altos mandatos constitucionales, como lo es el de la PUBLICEIDAD, es decir, EL GARANTIZAR EL BIEN COMÚN DE LOS CIUDADANOS, los cuales los eligieron como sus representantes.

    ¿A QUIÉN LE IMPORTA LA EDUCACIÓN?
    ¡¡Profesión milenaria que desde nuestros antepasados fue, es y será un derecho y garantía individual insoslayable para todo ciudadano del mundo!!

    Estamos en momentos de crisis coyunturales, no es posible que en una mujer con tan poca calidad moral y profesional sea la que decida el destino y el rumbo, no sólo de los sistemas educativos –nacional y estatales- sino de un millón quinientas mil y más VIDAS…

    Recordemos que ¡¡El Rey o la Reyna viven hasta que los cobardes lo permitan!!

    Como nunca antes quienes damos significado al magisterio mexicano tenemos que unir voluntades, sueños, valor, ética y coraje para denunciar nuestro mayor repudio por el infame corporativismo y corrupción de los gobiernos y del sindicalismo –cogobierno- mexicano.

    Afirman desde las cúpulas del poder que “HOY YA NO HACEN FALTA MAESTROS…ESTÁ SATURADO EL CAMPO LABORAL…HAY QUE FORMAR TÉCNICOS EN TURISMO…HAY TANTOS DOCENTES COMO TAXISTAS…” (todo trabajo dignifica a los sujetos), sin embargo, la misión que a cada labor le compete no encuentra comparación DE NINGUNA MANERA.

    En el presente las escuelas formadoras y actualizadoras de maestros, y los educadores en activo nos hemos convertido en un problema social mayúsculo de política pública, pero en el trascurrir de más de un siglo han sido millones de millones de individuos, que son tales, por haber formado sus trayectorias personales y profesionales al transitar por las instituciones educativas, de ahí que en gran medida: políticos, autoridades, empresarios, banqueros, comerciantes, servidores públicos, profesionistas, presidentes, gobernantes…son lo que son o dicen ser, al haber vivido en LA ESCUELA, la cual “…es una más de las maravillas creadas por hombres” y mujeres (Perkins, David: 2004)


    ¡¡AHORA YA ESTÁN DEMÁS LOS PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN?

    ¿YA NO SE NECESITAN?

    ¿DESAPARECIERON LOS CUATRO PILARES EMITIDOS POR UNESCO Y DELORS: APRENDE A APRENDER; APRENDER A HACER, APRENDER A SER Y APRENDER A CONVIVIR CON LOS DEMÁS?

    PILARES QUE VIENEN REDIBUJANDO A LAS SOCIEDADES DEL CONOCIMIENTO (SC) O DEL APRENDIZAJE (SA); A LA SOCIEDAD MUNDIAL Y A LA ESCUELA DEL SIGLO XXI…

    ¿LA HUMANIZACIÓN DE LO HUMANO, YA NO ES CORRESPONSABILIDAD DE LOS ACTORES DIRECTOS DE LA ESCUELA MEXICANA?

    ¡¡QUE ANTAGONISMO VIVIMOS EN TIEMPOS DE LA POSMODERNIDAD, DE LAS SOCIEDADES DE LA INFORMACIÓN Y DEL SABER O DEL APRENDIZAJE, donde la Economía del Conocimiento (EC), es reconocida por las macro y micro estructuras sociales de la aldea global, como garante para poder ingresar al mundo de la competitividad, sentando sus fuentes de producción, EN EL CONOCIMIENTO COMO PRINCIPAL SOPORTE DE LA DINÁMICA ECONÓMICA, a partir de los beneficios proporcionados por las (TIC’s)!!

    ¡¡No importa lo que diga la gente, sigue la corriente…!!

    Frase de una melodía que retomo para declarar, que la ESCUELA Y SUS MAESTRAS Y MAESTROS NUNCA, JAMÁS PODRÁN SER SUBSISTITUÍDOS POR NADA NI NADIE… A PESAR DE QUE MUCHOS DE ELLOS/AS NO ESTÁN ALTAMENTE COMPROMETIDOS CON LA NOBLE CARRERA QUE ELIGIERON SEGUIR Y DESEMPÑAR, MISMOS QUE SE RESISTEN A EVALUAR SUS COMPETENCIAS, CUANDO ELLOS Y ELLAS LO HACEN DE MANERA PERMANENTE CON LOS EDUCANDOS BAJO SU RESPONSABILIDAD.

    ¡¡Siempre he afirmado que nadie da lo que no posee, y por tanto, nadie puede exigir lo que no brinda!!

    Demostremos que los profesionales de la educación ¡¡lo somos!! que estamos colmados de invaluables competencias, potencialidades, talentos y virtudes.

    Mucho agradeceré sus comentarios, ellos me permitirán seguir aprendiendo.

    Mtra. Esperanza Aurora Hakim Vista
    E-mail: eahakimv@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Hola Oswaldo

    Domingo, un amanecer con un incipiente sol, con olor a tierra, a lluvia y a ganas de vivir, ello aderezado con Galeno y el "derecho a soñar", que mejor regalo para sonreir, abrir las puertes de tus brazos y para decir vale la pena vivir, vale la pena caminar hacia esa utopía, vale la tierra la gente y sobre todo vale ese dercho a soñar por un mundo mejor.

    Con ello quiero decirte que, con la manera de construir el blog tocas fibras muy sensibles del sentimiento y de la razón, como lo comentamos tu trinchera es muy buena para propiciar miradas, lecturas profundas de esta realidad, pero hoy le descubrí ese ingrediente que hace integral al ser humano.

    Uniendo lo anterior con tu artículo de esta semana, me cuestiono cómo soñar en este nuestro México que se desmorona, ante esta crisis de Estado, cómo soñar en un mundo con amplio respeto a la libertad de los pueblos, cuando lo que prevalece es esa lucha de los oligopolios de adueñarse del mundo a costa de pobreza y la muerte de millones de seres, en fin, me contesto hay que iniciar soñando, analizarlo, decirlo, propiciar redes de ideas de acciones (considero que esa es tu manera de ir materializando tu sueños.

    En especial tu artículo me permite tener una mayor comprensión de que en verdad en la situación actual de este México, estamos en un estado fallido.

    Duele ver como el gobierno ha dado la espalda al pueblo para responder a los intereses ya no de otos pueblos sino de personas de carne y hueso enfermos de poder y de dinero, operadores de estrategias para adueñarse de los recursos de nustros pueblos.

    Por otra parte, en verdad da miedo, miedo de como el paramilitarismo se adueña poco a poco a poco de nuestro país, teniendo como pretexto la inseguridad, ¿a dónde vamos?, ¿en verdad existe una crisis económica, política y social? o esta situación es provocada?.

    En fin tenemos que seguir leyendo las diversas aristas de la situación y apoyarnos de analistas y críticos como tú, para tener nás claridad al respecto.

    Me gusto mucho el artículo.

    Bien Aurora, en la semana comento algo de tu artículo.

    Un abrazo

    María Consuelo

    ResponderEliminar
  3. Apreciado Oswaldo:

    He ojeado algunas partes de educación en la mira y de repente me espanto de mí como trabajador de la educación.

    Me considero un ciudadano común, con los mismos derechos y con los mismos deberes...

    He visto que las instituciones de educación superior forman -bien o mal- a sus profesionistas, quienes al egresar buscan colocación en el mercado laboral, muchos con la esperanza puesta en encontrar espacios en dependencias gubernamentales; nada es seguro, salvo para quienes tienen un padrino que les facilite las cosas.

    Lo que no he visto, es que un médico le deje la plaza a su hijo sin que sea médico también; que el hijo ejerza mientras estudia. ¿Por qué los maestros sí lo hacemos?,
    ¿Por qué los estudiantes normalistas reclaman tener un trabajo seguro en la educación pública al egresar y los demás estudiantes no?,
    ¿Por qué mercantilizamos las plazas que ostentamos, considerándolas como un patrimonio?.

    Yo creo que el patrimonio se constituye con los bienes que adquirimos y la riqueza que acumulamos como producto de nuestro trabajo, pero la plaza está fuera de esa concepción. Ni siquiera las personas independientes fuerzan a sus descendientes a ser lo que no quieren ser, y le heredan bienes y riqueza para facilitarles la calidad de vida.

    Yo sí creo Oswaldo, que debemos tener todos las mismas oportunidades que los demás profesionistas.

    Que debemos desempeñarnos profesionalmente con eficacia para contribuir realmente a la construcción de un país mejor.

    Que nuestras plazas no deben ser heredadas o vendidas, mucho menos a quien las adquiere con la intención de asegurar su futuro, perjudicando con un trabajo deficiente a los niños que durante 30 años o más, tienen el infortunio de encontrarse con un maestro por conveniencia personal.

    ¿Tenemos derecho a quitarle la oportunidad de ser maestro a quien lo deseó y se preparó para ello, poniendo en su lugar una persona que ve la docencia como una inversión que tiene que recuperar?,
    ¿Por qué forzar a un maestro a que además de haber invertido en su formación, tenga que hacer gastos adicionales para adquirir su plaza, porque de otro modo no lo logrará?

    La lucha por nuestros derechos laborales ¿nos da derecho a estropear los derechos de los estudiantes a recibir educación formal?

    Si ahorita tenemos la visión para predecir que la Alianza por la calidad de la educación será un fracaso, por qué no con esa misma visión proponemos opciones seguras?

    En un sistema educativo tan abandonado como el nuestro en cuanto a lo que realmente ocurre en el aula, no me cabe la menor duda de que con maestros conscientes de su misión, tendríamos mejores resultados, pues hacemos lo que queremos.

    Tenemos un trabajo por el que nos pagan y una clientela cautiva que muchos quisieran.

    Tenemos las guías orientadoras del trabajo docente y el lugar donde realizarlo; si las guías no son acordes con lo que creemos, podemos buscar alternativas distintas y no pasa nada.

    Tenemos una sociedad que nos apoya en adquirir algunos recursos de los que necesitamos. Esa misma sociedad no nos pide cuentas; le damos lo que podemos o lo que queremos, pero no lo que necesita; es más, a veces, ni siquiera lo sabe. Decimos que es beneficiaria de nuestro servicio... (de veras, ¿qué es lo contrario de beneficiario?).

    Perdón Oswaldo por lo desordenado de mi escrito, pero leerte me puso a reflexionar en lo que hago y tal cual te lo fui escribiendo.

    También hay errores (a veces la d nomás no), los que no quisiera cometer son los que se contrapongan con lo que estás convencido; aunque bien sé que tu calidad humana te permite aceptar el pensamiento distinto.

    Gracias por permitirme este ejercicio desde la simplicidad.

    Un abrazo con aprecio.
    Dago

    ResponderEliminar
  4. Reciban los integrantes de esta Red un afectuoso saludo.

    Antes de realizar algunas reflexiones, respecto de los comentarios y cuestionamientos que se proponen a los integrantes de este espacio virtual, me tomaré unas líneas para presentar a los amigos que amablemente hacen público sus comentarios.

    El maestro Fabio, es un gran amigo, actualmente cursa su Doctorado y una Especialidad. Tiene una hermosa familia y una de sus características principales es su incesante búsqueda de conocimientos, en donde se desarrolle un evento académico seguramente lo encontrarán.

    La persona que firmó como Anónimo, la semana pasada, es una amiga contadora, que actualmente se encuentra iniciando su Maestría en Educación, con Especialidad en Administración, es una excelente profesional, muy comprometida.

    La maestra Aurora, es, como decimos en mi pueblo, un huracán, es una excelente persona y una brillante profesional de la educación y por supuesto madre de familia, ah, y tiene un montón de estudios, es una mujer muy preparada.

    La maestra Clara, al igual que Aurora, es un huracán nivel cuatro, es una directora de educación primaria y una perfeccionista, es experta en cuestiones didácticas relacionadas con los planes y programas de estudio y actualmente se encuentra coordinando diversos cursos.

    La maestra María Consuelo, es una amiga de las que se cuentan con los dedos, tiene la virtud de creer que este mundo puede ser mejor y todos los días hace algo para que sea realidad, es una excelente madre de familia y hace de las causas justas su bandera, es un privilegio coincidir en este mundo con ella.

    Dago, es un director de educación primaria, en una constante búsqueda de vetas de conocimiento para mejorar su práctica. Tuve la fortuna de iniciar con él, algunos proyectos de mejora educativa, sobre todo uno referido a la Autoevaluación desde el enfoque de la Calidad Total. Con él, iniciamos a principios de este año, nuestra aventura por esto de los Blog y después de muchos ensayos y errores se logró esto. Esto es también un fruto de su esfuerzo. Gracias Dago.


    En las siguientes líneas plantearé algunas reflexiones que me surgieron al leer los comentarios públicos, que como lo puntualizaba Dago, se escriben tal como se van pensando.

    Al leerte Aurora, me viene a la mente una discusión dada desde el interaccionismo simbólico y la teoría del juego y, tiene que ver con el hecho de que la invisibilidad social, es resultado de una interacción situada e histórica, ya que para que A no te vea (autoridad) es necesario que B (docentes), acepten no ser vistos y, sobre esa base construir un juego de relaciones que a los dos actores conviene. Cuando ese juego, se rompe por una jugada no acordada, los participantes valoran su ubicación y rol en el juego. Es decir en este juego (como categoría analítica) llamado Educación, las autoridades públicas no son los malos o perversos, ni los maestros los buenos y sufridos, más bien actores que pueden decidir ser pasivos o activos, que como tú lo resumes, ¡El Rey o la Reyna viven hasta que los cobardes lo permiten!

    Es un placer leerte María Consuelo y efectivamente pueden estar nuestros intelectos rebosantes de teorías y nuestras paredes llenas de títulos, pero si nuestra piel no percibe a los que a diario dan la vida en Chiapas, por defender la selva; si nuestros ojos no se humedecen por la violación y muerte, esta semana, de la activista internacional de los derechos humanos en Oaxaca; si nuestros pasos no acompañan a los que en la mina pasta de conchos buscan los espíritus de sus muertos y si somos incapaces de tomar unas monedas de nuestros bolsillo para apoyar a los damnificados por las inundaciones en el sur del estado, esas teorías y esos títulos son nada, solo papel y semillas que no fructificaron, voces que no se comprometieron por hacer de este mundo, algo mejor para los otros.

    Estimado Dago, me parecieron muy puntuales tus cuestionamientos, organizaré mi reflexión siguiendo la lógica de tus preguntas.

    Cuando se habla de Estados fallidos, se hace alusión a una serie de factores que se interrelacionan y provocan inestabilidad a gran escala, en el caso que nos ocupa se analizan doce.

    En México es alarmante como, por la impericia del gobierno, estos doce indicadores se van presentando y escalan a ritmos vertiginosos, al grado que reúnen en torno a causas similares a sujetos sociales tan disímbolos, basta con recordar la marcha contra la violencia.

    Ahora bien Dago, cuando se habla de Agravios colectivos, se trata de puntualizar que hay un ataque desde lo institucional hacia un determinado interés, por cuestión de espacio no se analiza si ese interés es legítimo o no, por ejemplo lo que tu planteas, “Lo que no he visto, es que un médico le deje la plaza a su hijo sin que sea médico también; que el hijo ejerza mientras estudia. ¿Por qué los maestros sí lo hacemos?”, ya que lo preocupante es que por irresponsabilidad o por falta de tacto político, se están creando demasiados polos de inconformidad, los cuales cuando coincidan en algún punto, serán difíciles de controlar.

    Ahora bien, en cuanto al fondo del tema, que tiene básicamente que ver con el ingreso, promoción y permanencia en el servicio docente, me comprometo a tratarlo el próximo sábado desde el indicador SERVICIOS PÚBLICOS. Por supuesto esto no anula la posibilidad que los otros miembros de esta Red, puedan emitir opiniones relacionadas con los cuestionamientos de Dago.

    Finalmente Dago, de lo que estoy convencido es que México será mejor, cuando seamos capaces de expresarnos, de actuar responsablemente y de construir con nuestras acciones el mundo que deseamos, como tú ya lo haces cotidianamente. Las divergencias de opiniones, son, creo yo, el mejor ejercicio para construir nuestra propia voz, gracias por darme la oportunidad de ver las cosas desde otro ángulo.

    Invitamos a los que envian sus opiniones y piden no publicarlas se animen, es un buen ejercicio leerse a uno mismo, construir la otrodad desde el yo individual situado.

    Oswualdo A. G.

    ResponderEliminar
  5. Hoy, a las 9:40 fallecio el presidente de la Comisión pro Derechos Humanos de la Sierra de Soteapan, Ramiro Guillén Tapia, quién el día de ayer en protesta se prendió fuego en la Plaza Lerdo.

    No puede la sociedad mexicana permitirse estas muertes.

    Nuestra solidaridad con los pueblos que optan por las protestas pacíficas, aunque sea su sangre y dignidad la que ofrecen como precio, por una vida libre y justa.

    Da coraje e impotencia esta situación.

    ResponderEliminar
  6. Aquí la nota del día publicada por www.eldemocrata.com.mx relacionada con el comentario anterior.

    Ramiro Guillén Tapia, un campesino de Soteapan, se prendió fuego frente a Palacio de Gobierno. Las llamas ardieron en la mitad de su cuerpo y el dolor lo hacia gritar y deambular desesperado de un lado a otro de la Plaza Lerdo.

    Al enterarse de lo ocurrido y ser cuestionado por la prensa, el delegado de la SRA Veracruz, Alberto Meza Abud, dijo que aunque es lamentable, "cada quien es responsable de hacer con su cuerpo lo que quiera". Por su parte, el coordinador general jurídico de la Secretaría de Gobierno, Valentín Arrieta San Román, tajante, calificó de protagónica la inmolación del campesino.

    El grito de dolor paralizó el centro de Xalapa: por un instante se hizo el silencio. No se escuchó discurso político ni religioso. Los caminantes interrumpieron el paso acelerado de la una de a tarde.

    Ramiro Guillen, de 65 años, caminó dos minutos con la camisa prendida. El fuego zumbaba como un enjambre de abejas, y el rostro desaparecía entre las llamas.

    Los treinta campesinos originarios de la Sierra de Soteapan que lo acompañaban no supieron qué hacer. Sólo Juan Ramiro Gutiérrez se quitó la chamarra que traía puesta y comenzó a pegarle a su compañero para apagar el fuego.

    De una ambulancia de la Cruz Roja se bajó el paramédico Alberto González y le dijo: "¡Cálmate, Cálmate!". Con un extintor apagó el fuego. El hombre le pedía: "¡No me toques!"

    Mientras los paramédicos le aplicaron un suero hidratante, Ramiro gritó: "No sirve el gobierno". La frase retumbó hasta la pared de enfrente, llevándose la fuerza que le quedó.

    El hombre terminó blanco, con graves quemaduras y sin cabello. Unas burbujas de piel se veían en el cuello y los hombros. De la camisa blanca sólo los puños y un reloj negro de plástico que traía puesto resistieron.

    "Yo tenía que entregar mi lucha a mi gente popoluca, la gente indígena, la gente pobre".

    Robó otro suspiro a la reserva de aire que retenía en sus pulmones y continúo: "Yo tenía que entregar esta lucha y la entrego. Yo les dije que era capaz y ya lo vieron. Entrego mi lucha".

    Ramiro Guillen consideró su acto como un grito de desesperación y un reclamo al gobierno. "Que el gobierno pague la injusticia que ha cometido con los campesinos. Yo les entrego mi vida". Y la reserva de aire que guardaba en sus pulmones se ahogó en lamentos. Incluso cuando yacía en la camilla, gimiendo de dolor y apunto de ser conducido al hospital por paramédicos de la Cruz Roja, un policía se le acercó y le exigió que se identificara.

    ... Juan Ramiro Gutiérrez contó que su compañero se prendió fuego, porque otra vez el gobierno los dejó plantados.

    "Hoy (martes) teníamos una reunión a las once de la mañana para finalizar nuestro problema, pero sin más, nos cancelaron".

    De acuerdo con el testimonio de los indígenas popolucas, un vehículo con treinta compañeros salió a las nueve de la noche de la comunidad de Ocozotepec, del municipio de Soteapan hacia la capital del estado.

    Llegaron a Palacio de Gobierno a las nueve de la mañana y les hicieron pasar a la Sala de Juntas, pero no había ninguna autoridad. Los minutos se convirtieron en horas, hasta que se presentó Valentín Arrieta, jurídico de gobierno del estado, para cancelar la reunión.

    En la comunidad de Ocozotepec 47 campesinos habitan tierra irregulares, desde hace treinta años, pero fue luego de que arrancó el programa de parcelamiento de tierras, cuando el INEGI no los reconoció como dueños.

    Las autoridades les pidieron que entregaran la posesión de 200 hectáreas de terreno a cambio de 2 millones 240 mil pesos, para que pudieran adquirir otro terreno. Desde entonces, la comunidad popoluca sufre las presiones de los ejidatarios, quienes con amenazas de muerte les piden que desalojen las tierras.

    Isabel Duarte Ramírez, una mujer indígena, cuenta que su padre le heredo las tierras y le dijo que "la trabajara hasta que pudiera". Pero ante las constantes amenazas de muerte, le hacen pensar que "es mejor buscar otro lugar".

    "Nosotros no queremos problemas. Queremos irnos, pero no podemos si no nos pagan", contó Isabel.

    "EL PROBLEMA ESTÁ RESUELTO": DOS BURÓCRATAS

    Ramiro Guillen Tapia fue trasladado a las instalaciones de la Cruz Roja, donde sería atendido por los médicos, pero a los treinta campesinos que lo acompañaron se quedaron desamparados y atónitos en la Plaza Lerdo.

    En cuanto la ambulancia se fue, desde Palacio de Gobierno bajaron tres burócratas.

    El pantalón de vestir planchado de línea en medio, zapato lustrado y el lapicero al bolsillo, contrastó de inmediato con el pantalón roído, que portaban los indígenas popolucas.

    Los dos emisarios que bajaron para atender a los campesinos lo único que traían en las manos era: "Jefe, es un problema federal", lo cual pretendieron hacer pasar como un escudo protector, un disculpa.

    "Jefe, pase, ya va a comenzar la reunión, vamos a platicar. Si les gusta lo que les decimos pueden aceptar y si no se van", dijo el hombre de bigote que se sobaba la panza que estaba apunto de rebasar el cinturón.

    "Pase de una vez, señora, ya están todos los funcionarios esperando para comenzar la reunión", volvió a insistir, mientras daba vueltas al teléfono celular.

    Los campesinos desistieron. Unos a otros se miraron y uno de ellos se envalentonó: "No vamos a pasar. Que tal si nos hacen firmar un papel que no sabemos si nos convenga o no".

    Los enviados tampoco insistieron. Y cómo no convencieron a la población, se les ocurrió que era mejor que los funcionarios bajaran.

    Valentín Arrieta, jurídico de gobierno del estado llegó ante los campesinos con unos papeles firmados desde hace tres meses. Según él, el conflicto está solucionado desde junio del 2008.

    "Pero, para entregar el recurso, sólo falta integrar el expediente", y la frase volvió a escribir puntos suspensivos a la historia.

    ResponderEliminar

¿Qué opinas del artículo?, ¿Cuál es tu posicionamiento sobre el tema tratado?.

Eres el lector número